miércoles, 9 de junio de 2010

ODISEA EN EL SUPERMARKET


"La Odisea" de Odiseo (o Ulises en latín) es , según Homero (Homero no, Homero) el arduo viaje que el nombrado tuvo que sortear para poder regresar a su amada Ítaca, con su paciente Penélope (no sé si ésta tenía glamour, supongo que sí, ¡era griega!). De allí que el término "odisea" se utiliza para representar cualquier peripecia que nos cueste un Perú.
Hete aquí que lidiar con algunos estorbos de cierta edad en el super es algo que yo llamo una "constante odisea". Una forma paqueta de decir que se me inflan los ovarios cual globo aerostático, y muy seguido (léase: cada vez que voy al super que, como está a la vuelta de mi casa, hace las veces de "almacén amigo"). Vale decir que menos mal que Ulises no conoció las VDM de los supermercados. No hubiera sido tan fácil salir del embrollo que representan. 
¡Estas viejas compiten para ver quién es la más pesada! No me jodan.

Están las que te enzartan el changuito en el ojete: porque no miden las distancias, o simplemente porque son unas chotas;
Las que se te ponen, en la cola de la caja, AL LADO. Creo que pocas cosas son tan insoportables (cabeza a cabeza con que te lean por encima del hombro). A ver señora, porque se me ponga al lado y no atrás, como corresponde, nadie se va a apurar más, ni la gila de la cajera ni yo;
Las que te hablan. Y cuando digo "hablan" me refiero a que: te retan, te indican qué es lo que tenés que comprar, se quejan; todo con un "querida" en la frase, a saber:

-Ay querida, ¿no me alcanzás aquel paquete de papel higiénico? No, ese no, el otro...

-Tenés que probar estas papas chilenas, querida.

-¿Te parece, querida, que yo a esta edad tenga que estar haciendo semejante cola?

Son sólo algunos ejemplos de los momentos en los que me gustaría tener mejores reflejos mentales y mandarlas a tejer escarpines (por decir algo), pero nunca se me ocurre nada bueno para decir en ese instante. Entonces, dependiendo de mi fluctuante humor, les regalo una haaarrrrmosa sonrisa de póker o una despiadada cara de recto constipado. 

Están las viejas que se hacen las pobrecitas pero que son flor de vivas. Más bien, me rectifico: TODAS son flor de vivas, sólo que algunas ni se preocupan en hacerse las pobrecitas.
Por ejemplo hubo una el otro día que despertó mi sagacidad mental. Me hizo darme cuenta de que en su accionar existe cierto "arte del engaño" que merece su lugarcito en el Louvre, pero que, a falta de propuestas de empresarios acaudalados, tiene su puestito "de luxe" en el presente blog.

Escena 1: 
Mientras me acerco a mi posición en la cola veo que adelante mío hay un chango lleno como para abastecer a todo Medio Oriente, y detrás una señora de apariencia amable, sobre todo porque sólo tenía dos productos en la mano.
Por un instante mi inocencia fue tal que pensé que el desenlace podía ser rápido. (Oh! Qué incauta!) Hasta que  caí en que, obviamente debía de tener algún familiar (que tal vez fuera el -servil- marido) con otro chango para el Medio Oriente dando vueltas por ahí.
Le pegué en casi todo, porque el chango estaba (check!), el familiar estaba (check!), pero no era el marido (seguí participando). Peor! Era la hija.

Escena 2:
Habiendo ya ocupado su puesto en la cola a cara descubierta, ya sin engaños, madre e hija se turnaban para seguir agregando cosas de suma necesidad (?) al chango. Mientras, yo me quería volver chango, pero ése es otro cantar.

Escena 3:
Llega el turno de la embustera señora en la caja, y entonces, se da el siguiente diálogo, el cual intento transcribir con la mayor veracidad:

CAJERA: Señora, solamente puede llevar tres paquetes de harina (había 5)*
VDM: ...(crick-crick)...ah...(crick-crick)...(simulando ser idiota)
CAJERA: Bueno, ¿qué hacemos? ¿Cuáles va a llevar?
VDM:...¿Puedo llevar tres nomás? (cara de Bambi)
CAJERA: Si.
VDM:...(crick-crick y mirada cómplice a la hija)
CAJERA: Bueno, se las paso después como en otra compra, porque la caja se me traba si intento pasar todas (explicación innecesaria)
VDM: Bueno, bueno. (De repente sus respuestas son instantáneas).
La VDM paga la compra. La cajera pasa los dos paquetes de harina restantes. La hija velozmente los guarda. La VDM comienza una audaz retirada...
CAJERA: Son $4,50 por los paquetes de harina.
VDM: (haciéndose la distraída) Ah! Paga y se va.

*Es de suponer que la medida tiende a evitar el "desabastecimiento", que hasta donde yo sabía, es de azúcar; pero nunca se sabe...

CORTE!

¡¡¡Flor de VDM!!! 
Este tipo de encuentros pasa muy seguido. Los crisoles son numerosos.

Nunca falta la vieja que lleva el chango "Medio Oriente" y, ni bien la cajera termina de pasar hasta el último producto, la fuckin' VDM se "aviva" de que NO TRAJO LA BILLETERA
Juro que me pasó, varias veces, y no soy la única. 
Hasta que la boby cajera logra que venga la boby gerente para cancelar la compra se te pueden ir 15 minutos  dale que va entre prendida de luces, alarmas, llamados en voz alta, muy alta, cada vez más alta, hasta que la cajera se levanta y va hacia donde se encuentra la boby gerente y se lo pide allí.

Todas las VDM que he tenido la amargura de conocer tienen la maldita costumbre de pasar por la línea de colas de caja, haciendo que todos y cada uno de los que están en las respectivas filas se tengan que correr para dejarlas pasar. Y ni se les ocurra esperar un "permiso" porque acá los "querida" se los pasan por sus arrugadas cachufletas.

Tengo una amiga que propone que a partir de cierta edadddd las personas ya no puedan votar, no puedan conducir, y tengan que, obligatoriamente, pedir las compras de supermarket vía delivery.
Les dejo la propuesta para plebiscito. ¿Quién se suma a la lucha contra las VDM?


¡¡¡corchazooooo!!!


31 comentarios:

Ana dijo...

Glosario: VDM no es "Vie de Merde" (vida de mierda), aunque podría parecerlo. VDM es "Vieja de Mierda" ;)

Mariè dijo...

Acuerdo con tu amiga
No había pensado en las VDM en el súper (acá hay cosas peores definitivamente) pero al volante, SIN DUDAS!

Voto por VDM recluidas en sus casas!


Besos!

andreita dijo...

Odio ir al super, yo nací para otras cosas en esta vida, sinceramente te lo digo.

No por chica Cosmo precisamente, ni siquiera por tener que soportar a las viejochotas que salen al Super como si fueran al Shopping; sino porque las pocas veces que fui casi no vuelvo. En una oportunidad fortuita cuasi mortuoria se me vino encima una pila de latas de arbejas recién instalada. No conforme y tratando de probar mi suerte al 110% en otro de los momentos cumbres que recuerdo por "patinar" con el chango me fui a la re bosta para atras y el chango donde se detuvo? Donde? Donde? Pues claro! Arriba de esta humilde bananawoman servidora.

Para eso mandamos a los hombres, con la excusa tiránica del "vos comprás, yo cocino y lavo mi amor".

Y ellos van, porque como viven en una nube de pedos, no se dan cuenta ni padecen todas estas cuestiones.

Me voy a la facu, preparame la cena para las 23 Anita, que hace EL frio del MUNDO.

Oh mai dier goT!!! :D

Besotes geña!!!!

Ana dijo...

Mariè: Habrá cosas peores, éso no te lo discuto, pero son insufribles! Creo que en todos los ámbitos de la vida. Pasa que en el super es como que sacan a relucir sus peores mañas...No sé!

Budinilla: Mirá que yo soy TORPE, recontra! Pero éso no me ha pasado jamás! Y en mi flia lo de mandar a los hombres al super tiene como resultado lo mismo que cuando Lisa lo manda a Homero mientras Marge está internada. Traen cualquier pavada! Ni noción de la vida! Qué familia machista mai dier goT!

Seguro ceno un cachitín antes de las 23, pero te prometo las sobras calentitas :P

Saludos nenas!

Nacio dijo...

Asi es.

Cuando se juntan los dos factores (gente imbécil y lugar para consumir) pueden salir todas estas situaciones.

Acaso no vez porque el pais es tan pelotudo e hijo de puta? La respuesta está en los comportamientos de la gente pelotuda y fútil en los supermercados.

A mi me molesta: (top five)

1) Que el chango se vaya para cualquiera lado, de lado, menos para donde tiro o intento doblar. Las ruedas fracasan.

2) Los/as mal paridazos que pagan con $100 por pocos productos. Suelen ser viejas papudas de barrio (de clase-media-egoista-ambiciosa) que coleccionan cambio en su casa, mientras rien y truenan los cielos; o tipos de plata, que consideran digno llevar solo de 100 en la billetera. El cambio es para el lavadero, cochera, parquimetro, el diario, la revista porno, etc.

3) Llegar a la caja. Decidir cambiarme de caja y que la anterior termine avansando mas rápido.

4) Llegar a la caja y ver como una señora rica y cheta descarga del changuito: 47 actimel; 52 Activia; 189 Danoninos; 8 sachet de leche primera marca; 19 Coca Colas; Snacks varios de los mas caros; Chocolates; Carne; 6 fernet; Azucar, 1 botellón familiar de alcohol en gel, similares cosas. Para el resto de las provedurias escenciales, para llevar en marcha una casa y la vida, va la boliviana de la empleada.

5) Llegar a la caja y descargar del canastito de mano: 1 leche (de la marca aguachenta), 1 paquete de Traviata, 2 peras, 1 bolsita con 25 grs de fósforos comprados al menudeo, 1 diente de ajo, y un paquetito chico de manises Pehuamar para festejar algo...y darme con el chasco de que ya se me quemaron los ultimos $70 del bolsillo. A todo esto, me voy con la cabeza gacha hacia la puerta. Como lloviznaba, la gerencia tiro un par de diarios en el piso a la entrada, para que se limpien las patas los clientes...y leer los encabezados: Anibal "pelonfai" Fernandez escupe, "La inflación es una verdad relativa".

De pedo estoy llegando a casa y noto la puerta abierta a patadones. Ver que me entraron a chorea y se llevaron todo. Sin olvidar que se comieron y chuparon todo, cagaron en el baño y no tiraron la cadena...Hasta se llevaron al perro viejo y mestizo que tenia. Para hacerlo a la parrilla seguro.
Otro diario voló por ahi, para leer otro encabezado: "Sensación de inseguridad".

Esta todo mal ana.

Saludos.-

Ana dijo...

Nacio: Juaz! Y doble, que digo doble, TRIPLE juaz!

Plasmás muy bien una cosa: en definitiva, de ir al supermercado lo que más nos molesta es llegar a la caja. Y todo lo que allí pasa: las cajeras idiotas, los clientes idiotas, sentirte afanado y/o violado, ver que el consumismo capitalista se apodera del mundo globalizado neo-ultra-liberal...Etc!

Para tu punto nº3 tengo una premisa que sigo a rajatabla: Nunca hay que cambiarse de caja. Es casi como cambiarse de club de fútbol. NO! Hay que seguir hasta el final, en las buenas y en las malas. Y ¿por qué? Porque es Ley de Marfy: Si te cambiás, automáticamente la caja en la que estabas empieza a ir más rápido y en la que estás ahora, más lento.

No está todo tan mal! Viste? La inflación es una VERDAD RELATIVA! :S
La incoherencia de la frase misma ya me hace vomitar. Una verdad nunca puede ser relativa. ES o NO ES.

Saludos!

Etienne dijo...

Yo también odio ir al super, la verdad que me pongo de muy mal humor y si además me cruzo con alguna de estas VDM, seguro que se me pianta el moño!!
Por supuesto que tenés mi voto y además, te puedo prestar mi staff legal para que te asesore: podemos poner una linea de atención telefónica para aquellos que la necesiten, fijamos la edad tope, requisitos y excepciones (va a ser ninguna pero por las dudas, hay que preverlo), además de nombrar a algún amigo para que encabece una subsecretaría de "ayuda a las VDM" como fachada para ponerles un chip y registrarlas a todas!!
Besos!!

Jared dijo...

me hiciste acordar a Cazador :D

Ana dijo...

Etienne: Genial Señor Intendente! Manos a la obra! Me mató lo de la subsecretaría de "ayuda a las VDM" para ponerles un chip! XD

Jared: O.o ¿El CAZADOR se convirtió en CAZADOR? :P

-º-º-º- Flor dijo...

VDM hay por todos lados, en mi antiguo hogar en el barrio porteño de BELGRANO, habia señoras muy glamorosas y muy de mierda!
En el ascensor algunas NO TE SALUDABAN! SUbian con el perro al ascensor que no era para perros, maltrataban al portero, te juro que me acuerdo y me da bronca... que VDM!

Besos Ana, buen post!

Ana dijo...

Sólo algunas no te saludaban? En mi ascensor no te saluda 'NADIE! Estos bahienses compiten a ver quién es más ortiva.

Besos!

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

Nooo, no le prohibamos ese placer a las viejecillas. Propongo una caja para VDM, en lugar de Hasta 15 productos.

Ana dijo...

Jennifer: mmmm, puede ser, su propuesta es más humana y democrática. Pero las VDM querrían evitarse mutuamente, porque ellas SABEN que son insoportables, así que como buenas VDM que son, harían trampa.

XD
Saludos!

Valentina es así. dijo...

Qué gran odisea... Por suerte en la vuelta de mi casa está el "almacén amigo", donde no hay VDM.
Igual te digo, te regalo la gran aventura de cruzar las cajas invicta por cualquier vieja...
Me gusta mucho leerte. Besote, gigante!

Ana dijo...

Juanita: es una suerte tener un almacén amigo, valoralo! XD
Me alegra que te guste leerme, opppiamente ;)

Besos!

KLLR dijo...

Todo es totalmente cierto lo de estas viejas.
Por suerte yo no las sufro tanto, creo que se debe al hecho de que un tipo de 1.85 y mas de 95k no es buen candidato para una vieja como para pedirle que te pase algo de la góndola.
Si las sufro en las colas de las cajas donde preguntan pelotudeces, lo que más seguido me pasa es estar en una fila de 15 artículos y adelante ver una vieja que lleva el carrito hasta las pelotas y aunque uno le diga que se pasa de la cantidad se hace la pelotuda y lo peor es que la cajera tambien se suele hacer la pelotuda...y ahí es cuando yo digo algo como "Pará, esta caja es de 15 artículos" y se arma el re quilombo donde siemrpe quedo como el pedante del orto que no respeta a las pobres viejitas.
Igual conviene hacer una advertencia, quizás con tu vida sana libre de vicios llegués un dia vos tambien a ser una VDM, tal vez no te des cuenta y pensés que sos re cool pero no va a faltar una pendeja de 20 y algo que escriba en un blog alguna anécdota que te incluya xD

KLLR dijo...

Lo de Nacio es realmente muy bueno, me gusto la marca de leche aguachenta y la llegada al hogar destruido...realmente gracioso.

Y para continuar con las advertencias diré que es muy probable que yo tbn si llego a viejo sea un viejo de mierda a la vista de la sociedad (yo voy a seguir pensando que rockeo), aparte es casi seguro que voy a ser un viejo verde de los que se sientan en una plaza que está en frente de un colegio secundario a mirar de reojo las pendejas.

En esta imagen está la voz de la sabiduria:

http://3.bp.blogspot.com/_3at-13E_P6Q/SKNgbgg7C7I/AAAAAAAABAU/hjF9giKjVa8/s400/viejo.jpg

Ana dijo...

KLLR: Mi problema debe ser que, a diferencia de vos, yo tengo cara de niña buena, y la agresividad que me provocan no está tan a flor de piel, sino que se me despierta después, cuando reflexiono sobre lo que acabo de vivir. Sí, soy slow motion.
Seguramente voy a ser una VDM, o algo parecido. Por momentos creeré que soy re copada, y por otros asumiré mi condición. En definitiva yo tengo el alma medio antigua desde que nací, así que cuando envejezca solamente se va a reflejar en mi exterior.
Es que, lamentablemente, todos vamos a llegar a VDM, en algun sentido, o en muchos.
No me quita el derecho a criticarlas, porque de última, si me critico a mí misma, porque no puedo criticar a estas viejas, que no son yo.

:P

Ana dijo...

Sobre el enlace: Jajajajajajaja! Muy bueno. Igual yo pondría una advertencia por el sólo hecho de ser mujer al volante, y porque manejo muy mal, como la mayoría de las mujeres (no todas).

Sy dijo...

Amiga Amiga: las VDM ocupan un lugar privilegiado de ODIO en mi corazón, o mejor dicho en mis entrañas, jeje, nunca se puede describir mejor la odisea que es ir al súper con VDM como lo hiciste vos...
Quería apoyar a lo dicho por NACIO en su "top five", en el acápite 5, es cierto, comprás una leche y un paquete de galletitas, y la cajera, con cara de Póker, te larga un: “Son…$50”.
Por otro la lado, a la mierda con el Humanitarismo con las VDM Ana, ellas no tienen compasión por nosotros, asíque, que se queden en su casa, y hagan las compras por delivery, yo apoyo la ley, que creo saber quien es la de la idea, jajaja

Ana dijo...

Amigo: Jejeje, sí, la ideóloga está muy cerca de tu casa xD

Gracias por dejarme compartir este odio con el mundo! Aaaaaméeeen!

Anónimo dijo...

Anaaa me reí tanto con este post jaja espero que pronto salga la entrega de las "pequeñas criaturas salvajes con carita de tiernos bebes" GROSAA! Pao (la que sigue sin entender como se firma)

Tribal dijo...

Jaja me pasa reguralmente, son cosas que pasan

Saludos

Ana dijo...

Amiga: Vendrán quizás (?) tierrrrnas anécdotas con cositos que parecen humanos, pero son monstruossss!
Ya es un avance que me aclaraste quién eras jajajajajaja! XD

Tribal: Bienvenido! Son cosas que pasan, como la corrupción, pero el tema es cómo uno se lo tome. Si no te importa, sos indiferente y todo sigue igual. Si te importa, te esforzás por denunciar las situaciones y...Todo sigue igual :S

Saludos!

Anónimo dijo...

I like your blog !!
do not miss my goods , they are very beautiful !!
Fashion watches
Discount watches
Antique pocket watches
Engraved pocket watches

Roger Borratint dijo...

La única solución es no meterse nunca en una caja donde haya una vieja que parezca de más de 65 años. Yo siempre hice eso y nunca tuve problemas.

Sobre la vejez en sí: todos vamos a ser viejos, y seguramente todo lo que hagan los jóvenes nos parezca mal. Eso es siempre así, porque los viejos odian secretamente a los jóvenes. No soportan la envidia que les produce ver a los jóvenes con todos sus cartuchos sin usar. Porque ellos se acuerdan muy bien de cuando eran jóvenes. Uno ve un viejo y no entiende, pero ese chabón vivió muchos años y ya está, lo que hizo lo hizo, lo que no no (por eso les dicen nono :p). Y lo sabe. El consuelo de haber tenido una vida plena es totalmente obsoleto.

Los viejos saben muy bien que ellos han hecho todas sus apuestas y que sólo les quedan algunos pocos resultados por ver (si les queda algo); y en cambio los jóvenes recién están jugando las primeras fichas.

¿Cuán desesperante puede ser eso? Por eso a los viejos los banco.

Pero a las viejas no. Las viejas no sé por qué se comportan así, porque a las viejas les gusta ser viejas. Cuantos más años tienen, más tranquilas están, mejor acomodadas, más gente a la que pueden bajarle línea y darle órdenes, más lástima pueden dar. Cómo les gusta. Cómo les gusta ser viejas chotas. Cómo las desprecio.

Cuando no se te ocurra qué decir, Ana, decile "Vieja de mierda". Nada más, con esas simples palabras ella entenderá todo. Y si se preocupa por lo perdida que está la juventud... MEJOR.

Salud.

KLLR dijo...

Uno más y no jodo más.
Debo aclarar que todas esas vdm de supermercado son amables abuelitas adorables si la comparamos con hebe de bonaffini, que no es simplemente una vdm, es LA VIEJA DE MIERDA.

KLLR dijo...

Ahhh!

La foto en colores: BIEN!

Nuevo diseño de página: sobrecargado y algo confuso, no me gutó.

Ana dijo...

Dear spam: eat my shorts. Sincerelly yours, Me.

Roger: me encanta la defensa a los viejos que realizás. Si bien conozco muuuchos viejos de mierda (mi abuelo paterno es uno, cuya esposa es una capa), es cierto que los encuentro generalmente algo más justificables.

KLLR: Gracias por vertir tus aclamadas (?) opiniones. Respecto de todo.
Serán tenidas en cuenta en el libro de quejas virtual que estoy desarrollando en mi mente :P

Hebe antes de ser vieja ya era loca, lo cual le dió ventaja respecto de todas las demás VDM.

Saludos!

Monchito dijo...

Nota para Ana. Ana, si algún día de la vida nos cruzamos y congeniamos te recuerdo que en mi testamento figura.

"En caso de envejecer, volverme senil, decir pelotudeces y volverme un viejo de mierda, por favor, metanme 4 tiros en la nuca. Ni 3 ni 5, 4."

¿Te pido ese favor de que hagas que se cumpla?

Ana dijo...

Monchito: prometo solemnemente cumplir con su última voluntad, que será morir de convertirse en VDM. Si es necesario yo misma...
contrato al asesino a sueldo :P

Saludos!